Salsa de tomate con lentejas

salsa-de-tomate-con-lentejas

Hacía mucho tiempo que no preparaba una salsa diferente para acompañar la pasta y aunque muchas veces como la pasta simplemente acompañada de verduras, champiñones o cualquier otra cosa, de vez en cuando también me gusta preparar salsas y combinaciones originales.

En el blog ya subí la receta de la salsa boloñesa vegana y otra salsa de mostaza y verduras que estaba increíble. La salsa boloñesa no creo que pueda volver a hacerla en los próximos meses porque lleva soja texturizada gruesa y de momento aún no la he visto por Ámsterdam, aunque seguramente la vendan en algún sitio. Pero la salsa de hoy tampoco tiene nada que envidiarles a las demás.

Esta salsa de tomate con lentejas es genial porqué está llena de proteína, fibra, vitaminas y minerales que nos aportan tanto las lentejas como el resto de verduras. Es importante incluir legumbres en nuestra dieta habitual ya que son altas en proteínas vegetales, hidratos de carbono, fibra y vitaminas del grupo B entre muchas otras cosas.

La salsa es muy fácil de hacer y si se hace en gran cantidad se puede guardar en la nevera para acompañar otros platos. Yo ya la he repetido y además de con pasta la he mezclado con hamburguesa vegetal. También se puede utilizar para acompañar cualquier otro cereal como el arroz o la quínoa o simplemente comerla para cenar si queremos algo más ligero.

Espero que os guste 🙂

Ingredientes:

  • 100gr de lentejas cocidas
  • 2 cebollas
  • 4-5 champiñones
  • Espinacas
  • 200gr de tomate natural triturado
  • Ajo en polvo
  • Aceite de oliva virgen extra

Instrucciones:

Pelamos y cortamos las cebollas en trozos pequeños. Lavamos los champiñones y las espinacas y los cortamos también. En una sartén, salteamos primero las cebollas y los champiñones con un poco de aceite de oliva y ajo en polvo.

Cuando esté casi listo, añadimos las espinacas y el tomate natural triturado.

Finalmente agregamos las lentejas y lo mezclamos todo.

¡Listo!

Share This:

Ensalada al horno

ensalada-al-horno

Hay días que no me apetece comer nada y lo quiero todo a la vez. Son esos momentos de indecisión en que no sabes qué preparar y simplemente miras en la nevera a ver qué hay y decides sobre la marcha. Y es en esos momentos cuando a veces surgen las mejores recetas y combinaciones.

Admito que esta ensalada al horno no es nada del otro mundo pero creedme cuando os digo que está espectacular. La mezcla de verdura cruda con verdura al horno es aún mejor cuando añadimos el huevo y lo mejor de todo es que es muy sencilla y fácil de hacer.

Yo la preparé durante mis primeros días en Ámsterdam, cuando aún me estaba adaptando, mis días eran bastante locos y apenas tenía tiempo para pensar en cocinar y hacer recetas guais. En esas ocasiones el horno siempre me salva y sobretodo en las cenas tiro de patatas al horno tipo fritas, boniato o calabaza. Es un básico que nunca falla.

Espero que os guste la receta 🙂

Ingredientes:

  • 1 brócoli mediano
  • 1 patata grande
  • 1 huevo
  • Lechuga o mezcla de ensalada
  • Tomates cherry
  • 1/4 de aguacate
  • Maíz dulce

Instrucciones:

Precalentamos el horno.

Lavamos la patata y el brócoli. Cortamos la patata a tacos y quitamos las ramas duras del brócoli hasta que nos queden trozos medianos. Lo ponemos todo en una bandeja de horno y lo horneamos durante unos 20-30 minutos a 200º. Es importante ir mirándolo de vez en cuando para que no se queme.

Mientras, hacemos el huevo a la plancha con muy poco aceite. Para que no se pegue es importante hacerlo a fuego lento e ir controlando.

Preparamos la ensalada en un plato mezclando la lechuga, los tomates cherry, el aguacate y el maíz dulce. A continuación añadimos las patatas y el brócoli. Finalmente ponemos el huevo encima.

¡Listo!

Share This:

Berenjenas rellenas de tofu y tomate

berenjenas-rellenas-de-tofu-y-tomate

Últimamente apenas tengo tiempo para cocinar y la mayoría de los días como de tupper en la Universidad, así que aprovecho los pocos días que como en casa para prepararme cosas un poco más elaboradas y bonitas. No es que me aburra la comida de tupper pero es verdad que a veces necesito salir un poco de las comidas rápidas y simples para llevar.

Hacía tanto tiempo que no preparaba berenjenas rellenas que casi se me había olvidado lo buenas y deliciosas que son. Además son tan fácil de preparar que en poco tiempo consigues una comida sana, buena y equilibrada con los ingredientes que tengas por casa.

Anteriormente ya había subido al blog las berenjenas rellenas de garbanzos y espinacas o las berenjenas rellenas de quínoa, verduras y setas, otras variedades de la misma idea que siguen siendo algunas de mis combinaciones favoritas. Y es que lo que más me gusta de este tipo de recetas es que van bien con todo y hasta las combinaciones más extrañas quedan bien.

Para esta receta he usado tomate natural pelado y lo he triturado con la ayuda de un cuchillo pero podéis usar tomates normales pelándolos vosotros mismos o comprar tomate natural triturado en el supermercado. Simplemente mirad que no lleve ingredientes añadidos como sal o azúcar para conseguir la versión más sana.

Y aunque parezca una receta muy elaborada, en realidad se tarda simplemente unos veinte minutos, la mayoría de los cuales los gastamos en el horno cociendo la berenjena. Así que si necesitas una receta simple y deliciosa esta es la mejor opción.

Espero que os guste 🙂

Ingredientes:

  • 1 berenjena
  • 150gr de tofu
  • Tomate natural pelado o triturado

Instrucciones:

Precalentamos el horno.

Cortamos la berenjena por la mitad y hacemos cortes superficiales sobre cada lado. Los cortes deben ayudar a que se haga antes y a sacar el relleno una vez hechas pero no deben llegar a volver a cortar la berenjena.

Horneamos las berenjenas durante 15-20 minutos a 200º o hasta que estén tiernas por dentro.

Mientras, cortamos el tofu a tacos y lo salteamos en una sartén con un poco de tomate natural triturado.

Cuando las berenjenas estén cocidas, quitamos “la carne” y la separamos de la piel. Mezclamos el interior de la berenjena con el tofu y el tomate y finalmente rellenamos las berenjenas con la mezcla.

¡Y listo!

Share This:

Pasta con tofu y verdura

pasta-con-tofu-y-verdura

Parece que poco a poco me voy adaptando a mi nueva vida en Amsterdam y los caóticos primeros días están dando paso a días más tranquilos en los que puedo hacer más cosas además de ir a la Universidad y leer los textos para preparar las clases. Como ya conté por Instagram la exigencia del Máster es bastante alta así que apenas he podido preparar recetas muy elaboradas ni actualizar el blog aunque espero volver al ritmo de antes del verano en los próximos días.

Al fin me he apuntado también al gym y con un poco (o mucha) de organización espero tener tiempo para todo y combinar los estudios con el deporte, la cocina y obviamente el tiempo libre y el ocio 😉 .

Una cosa que me funciona muy bien para organizarme entre semana es preparar varias raciones de algo y guardarlo en tuppers en la nevera. En el caso de la receta de hoy las verduras ya las tenida cocidas por lo que tan solo tuve que añadirlas al final con el tofu y el tomate. Este plato de pasta con tofu y verdura también es genial para llevarse a clases o al trabajo ya que se puede comer frío y sigue estando igual de bueno por lo que es muy práctico.

Como veis no es nada complicado de hacer y nos aporta todos los nutrientes necesarios para afrontar el resto del día con energía.

Espero que os guste 🙂

Ingredientes:

  • 50gr de pasta integral
  • 150gr de tofu
  • 1 calabacín
  • 2 cebollas
  • 1/2 brócoli
  • Tomate natural triturado
  • Aceite de oliva virgen extra

Instrucciones:

Hervimos agua en una olla mediana y cocemos la pasta durante 7 minutos o el tiempo que indique el paquete.

Mientras, pelamos el calabacín y las cebollas y lo cortamos todo a trozos pequeños. Hacemos lo mismo con el brócoli, quitándole la raíz y las zonas más duras. A continuación cortamos un trozo de tofu y lo cortamos también a trozos pequeños.

En una sartén, calentamos un poco de aceite de oliva y salteamos las verduras y el tofu. Cuando esté casi hecho, añadimos un poco de tomate natural triturado y removemos hasta que todo esté bien cocido.

Finalmente añadimos la pasta a la mezcla y servimos.

¡Listo!

Share This:

Gachas de avena con mango y arándanos

gachas de avena con mango y arándanos

¡Hola!

El lunes me mudé a Amsterdam para estudiar durante un año en la Universidad de la ciudad así que he estado un poco liada estos días y no he podido siquiera pensar en el blog. También he estado menos activa en Instagram ya que estos dos días apenas he estado por casa pero espero que poco a poco la situación se normalice y pueda dedicar un poco más de tiempo a actualizar y subir contenido.

Por suerte hice fotos de mis últimas comidas en Barcelona y tengo algunas recetas guardadas para subir así que espero que os gusten mientras me adapto a mi nueva vida aquí y también a la nueva cocina y comida. Ya he ido un par de veces al supermercado y tengo algunas provisiones pero aún tengo que ver a ver como me organizo y empiezo a preparar mis comidas favoritas.

Aunque de momento está haciendo muy buen tiempo en Amsterdam estoy segura que pronto llegará el frío por aquí así que estoy deseando que bajen un poco las temperaturas para preparar comidas más calientes y de invierno. Me encanta el verano pero cuando se acerca una nueva estación siempre tengo muchas ganas de que llegue. Quizás por eso preparé estas gachas de avena con mango y arándanos antes de mudarme, que aunque sean calentitas puedes dejarlas enfriar un rato y están buenísimas también en verano.

Espero que la vuelta a la rutina haya sido genial para los que hayáis estado de vacaciones y que poco a poco vayamos volviendo a nuestros hábitos. La receta es muy sencilla así que espero que os guste.

Ingredientes:

  • 1/4 o 25gr de copos de avena
  • 1/2 taza o 125ml de leche de avena (o cualquier otra leche vegetal)
  • 1/2 o 125 ml de agua
  • 1/2 mango
  • Arándanos
  • Un puñado de nueces

Instrucciones:

En una olla pequeña mezclamos los copos de avena con la leche de avena y el agua. Removemos y cocemos la avena hasta que quede cremosa. Podemos poner más o menos líquido y modificar la textura en función de nuestro gusto.

Ponemos un poco de mango en la base de un bol, añadimos las gachas por encima y volvemos a poner un poco de mango sobre las gachas. Añadimos los arándanos y las nueces.

¡Listo!

Share This:

Comer vegetariano en Londres

Entre el pueblo de mi abuelo y Londres apenas he pasado por casa este mes de Agosto y aunque he estado muchas semanas desaparecida ya estoy de vuelta. Me han venido genial las vacaciones para desconectar y recargar pilas para lo que viene y es que de vez en cuando va bien relajarse un poco para arrancar más motivada el curso.

Por Instagram ya os enseñé la “comida salvavidas” que me llevé al pueblo para “sobrevivir” dos semanas fuera de casa y con pocos supermercados alrededor pero en Londres ha sido bastante distinto. He estado una semana con mi familia por la capital británica y además de enamorarme mucho de la ciudad también he tenido tiempo de descubrir algunos restaurantes y varios supermercados.

pre breakfast

A diferencia de otros años esta vez hemos optado por ir a un apartamento de Airbnb en vez de a un hotel, lo que ha facilitado mucho las comidas y sobre todo los desayunos. Aunque en los desayunos de los hoteles cada vez hay más opciones saludables y vegetarianas siempre es más cómodo ir al supermercado a comprar y más si uno de tus desayunos favoritos es avena y fruta, como es mi caso. En viajes anteriores si no teníamos el desayuno incluido era un rollo ir a un bar o cafetería porque muchas veces las opciones son simplemente bocadillos (el queso es la única opción vegetariana) o bollería.

Una de las cosas que más me sorprendió de los supermercados de Londres es que hay muchísimas leches vegetales y a mejor precio que en España, donde la de Soja es la única más o menos barata seguida de la de Avena. También compramos un par de paquetes de copos de avena y fruta, que íbamos comprando conforme se agotaba.

desayuno

Otra de las cosas que más me gustó de Londres fue que todos, TODOS los restaurantes tienen opciones vegetarianas y están marcadas con una V o una marca especial al lado por lo que a simple vista ya puedes ver qué hay y los ingredientes que lleva. Incluso los restaurantes especializados en “Fish and chips” – el plato típico inglés de pescado y patatas fritas – tienen ensaladas y otros platos vegetarianos. Pero no son las típicas ensaladas de lechuga, tomate y pepino, sino que le ponen más ingredientes como la quínoa, frutos secos, fruta…

Es verdad que mirábamos un poco que “hubiera opciones para mí” a la hora de elegir sitio para comer pero en general mi percepción ha sido de que hay mucha más variedad de platos vegetarianos en los restaurantes y en los sitios de comida preparada, que están por toda la ciudad. Londres es junto a Berlín la ciudad más veggie friendly a la que he ido y en este aspecto creo que España aún está a años luz de los ingleses.

ensalada quínoa

En el supermercado también hay muchos más productos vegetarianos que aquí. Y por productos vegetarianos me refiero a hamburguesas vegetales, congelados, hummus, tofu… y ese tipo de cosas ya que para fruta y verdura nada como la española. Cosas que en Barcelona sólo encuentras en tiendas especializadas allí lo tienen en el supermercado más común y en una misma nevera puede haber hamburguesas de carne y hamburguesas vegetarianas.

shopping food

Al ver tantas opciones y a buen precio decidí probar un par de preparados vegetarianos. Una noche mi hermana y yo cenamos unas albóndigas veganas hechas a base de verduras que estaban buenísimas y otro día compré un paquete de “trozos de pollo” vegetarianos que estaban muy buenos también. Mi padre, un gran carnívoro, reconoció que se parecía mucho al pollo.

También me sorprendió ver que venden muchas cosas ya preparadas. Muchas de ellas también las venden en España y seguro que va bien para la gente que tiene poco tiempo pero es gracioso ver que venden hasta tiras de boniato cortadas para hacer en el horno. En Whoole Foods también venden verdura pelada y cortada a granel pero esta tienda me gustó tanto que creo que merece una entrada a parte.

quorn

En los puestos callejeros también hay muchas opciones vegetarianas. Un día comimos en Borough Market y me comí la mejor Cheeseburger vegana de mi vida. Había varios puestos de comida y en uno bien grande donde ponía “Vegan Burgers” vendían varias hamburguesas veganas con sus salsas, sus panes y sus todo. También había puestos de comida hindú y árabe con más platos vegetarianos pero no pude resistir la tentación de la hamburguesa.

Otro sitio con buenas hamburguesas vegetarianas es la cadena Gourmet Burger Kitchen que ofrece una amplia gama de hamburguesas, tres de las cuales vegetarianas. También te dan la opción de adaptar cualquier otra hamburguesa a una de vegetariana por lo que si te gusta la combinación de una hamburguesa de carne (si lleva pepinillos, tomate, aguacate, salsas…) puedes hacerla vegetariana también. Hay varios locales por la ciudad y a muy bien de precio. Por cierto, las fries de boniato están de muerte lenta.

veggieburger

 

Como he dicho en general Londres me pareció muy veggie friendly o lo que es lo mismo, que pone las cosas muy fácil para los vegetarianos a la hora de comprar o salir a comer fuera. Me encantaría volver y espero que sea pronto.

¿Alguien más ha estado en Londres? ¿Qué fue lo que más os gustó?

Share This:

Batido de sandía y melón

Batido de sandía y melón

No hay nada más veraniego que la sandía y el melón. Seguramente son dos de mis frutas favoritas y es que es imposible no relacionarlas con el buen tiempo, las vacaciones y los buenos momentos. Además son muy refrescantes para los meses más calurosos y siempre apetecen.

Así que he mezclado un poco de sandía y un poco de melón para hacer este batido tan veraniego que además está buenísimo. Es genial para tomar entre horas o para acompañar el desayuno o la merienda. También se puede congelar para hacer polos helados naturales y será aún más refrescante.

Como veis es muy simple pero a veces lo más sencillo es lo mejor 🙂

Ingredientes:

  • Sandía
  • Melón

Instrucciones:

Cortamos una tajada de sandía y la cortamos a trozos. Hacemos lo mismo con una tajada de melón.

Lo trituramos todo en una batidora y listo.

Share This:

Espaguetis de calabacín con crema de aguacate

Espaguetis de calabacín con crema de aguacate

El otro día fuimos a comer a casa de mi abuela y mi padre decidió comprar fideuá y pollo al ast para llevar con lo que yo tuve que prepararme mi comida a parte. Podría haber comprado algo en la misma tienda donde compraron ellos la comida porque siempre suele haber opciones vegetarianas como ensaladas de lentejas o verdura al horno pero me apetecía hacerme algo diferente y más original.

Como dentro de poco me voy de vacaciones al pueblo y allí no voy a cocinar mucho aproveché para hacerme espaguetis de calabacín. Allí no voy a tener spiralizer aunque ya expliqué en otra entrada diferentes maneras de hacer espaguetis de calabacín y la verdad es que es una manera súper rápida de preparar una comida buena y nutritiva en un momento.

Para acompañar los espaguetis preparé una crema de aguacate parecida a la que hice otra vez para acompañar unos macarrones. Acompañar la pasta con aguacate es una idea que seguramente nunca se me habría ocurrido de no ser por Instagram y Pinterest pero os aseguro que si os gusta el aguacate os va a encantar, es espectacular.

Los espaguetis de calabacín con crema de aguacate me parecen geniales como base pero es verdad que son poca cosa para una simple comida aunque quizá serían suficiente para una cena cuando no tienes mucha hambre. Para hacer la comida más completa yo les añadí tomate, pimiento y tempeh aunque también se podría acompañar de una salsa boloñesa vegana o unas simples legumbres

Espero que os guste la idea 🙂

Espaguetis de calabacín con crema de aguacate2

Ingredientes:

  • 1 calabacín
  • 1/2 aguacate
  • Zumo de medio limón
  • Agua

Instrucciones:

Lavamos bien el calabacín y cortamos las puntas con un tenedor o si lo preferimos también podemos pelarlo entero. Hacemos los espaguetis con la ayuda de un spiralizer.

En un bol mezclamos medio aguacate con el zumo de medio limón y lo trituramos hasta conseguir una consistencia cremosa. Si lo queremos un poco más líquido añadimos un poco de agua hasta conseguir la textura que más nos guste.

En un plato servimos los espaguetis con la crema por encima.

¡Listo!

Share This:

Batido verde de verano

Batido verde de verano

Hacía tiempo que no hacía un batido verde diferente del básico que suelo hacerme normalmente y la verdad es que ya era hora de cambiar un poco. Ahora en verano los batidos son geniales para acompañar el desayuno o para merendar y si le ponemos hielo podemos hacerlos mucho más frescos.

Este batido que os traigo hoy es una versión más veraniega del batido verde que suelo hacerme (espinacas, limón, pepino y fruta) y que a pesar del color que tiene está buenísimo. Le he añadido sandía porqué no hay fruta más veraniega que esta y además de ser súper refrescante tiene muchos beneficios para la salud.

Como veis es un batido muy sencillo así que espero que os guste 🙂

Ingredientes:

  • Espinacas
  • Sandía
  • Zumo de 1/2 limón

Instrucciones:

Cortamos y pelamos una tajada de sandía.

En una batidora mezclamos la sandía, un manojo de espinacas y el zumo de medio limón.

Si queremos podemos añadir un poco de agua para que quede más líquido o dejarlo tal cual.

¡Listo!

Share This:

Helado de plátano con fruta y avena

Helado de plátano con fruta y avena

Así como las gachas de avena se convirtieron en uno de mis desayunos básicos durante el invierno, creo que el helado de plátano va a ser mi desayuno favorito este verano. Es súper fácil de hacer, sólo necesitas plátanos y está buenísimo así que lo tiene todo. Le gusta a casi todo el mundo y además se puede adaptar añadiéndole más ingredientes para hacer helado de chocolate o de plátano y frutos rojos.

Desde que aprendí a hacer este tipo de helados los hago durante todo el año aunque eso no significa que no me coma un helado normal en una heladería de vez en cuando. Todo está en el equilibrio y estos también están buenísimos y son mucho más sanos.

Para convertirlo en un desayuno completo le he añadido copos de avena y fruta pequeña para acompañar. Me encanta mezclarlo todo e ir encontrando los trocitos mientras lo como. A veces le añado también bayas gogi, semillas de chía, frutos secos o lo que tenga por casa y no miento cuando digo que está bueno con cualquier cosa que le pongas.

Últimamente intento tener siempre un plátano en el congelador como mínimo y cuando uso uno ya pelo y corto el siguiente. En muchas fruterías incluso ponen de oferta los plátanos más maduros así que si no tenéis siempre podéis intentar conseguir un buen pack y congelarlos todos de golpe.

Espero que os guste la idea 🙂

Ingredientes:

  • 1 plátano congelado
  • Leche de avena
  • Frambuesas
  • Arándanos
  • Copos de avena

Instrucciones:

La noche anterior o mínimo 4 horas antes pelamos, cortamos y congelamos un plátano.

En una batidora trituramos el plátano con un poco de leche de avena hasta conseguir la textura y cremosidad que más nos guste.

Añadimos el helado en un bol y ponemos por encima los copos de avena, las frambuesas y los arándanos.

¡Y listo!

Share This: