Arroz cremoso con pimiento y espinacas

Arroz cremoso con pimiento y espinacas

Me encanta el arroz. Es una de mis comidas favoritas y me gusta con todo, con verduras, con setas, con salsa o sin nada. Es fácil de preparar y encima es un alimento buenísimo para la salud. Es rico en hidratos de carbono por lo que es una muy buena fuente de energía y también tiene gran cantidad de proteínas vegetales, aunque no tantas como otros cereales.

Para esta receta he usado arroz integral. Comparado con el arroz blanco, el arroz integral contiene cinco veces más cantidad de fibra y también mayor cantidad de vitaminas y minerales. Personalmente creo que siempre es mejor optar por la versión integral de todos los cereales aunque en el caso del arroz reconozco que a veces me gusta más el blanco ya que tarda menos en cocerse y para algunas recetas creo que queda mejor.

Uno de los platos de arroz que más me gusta es el risotto, con esta textura cremosa que le da el queso o la nata. Sin embargo para esta receta he usado sólo leche de avena y maizena para dar cremosidad al plato. Es una manera mucho más sana y ligera y además el toque que le da la leche de avena me gusta mucho.

Espero que os guste la receta de este arroz cremoso con pimiento y espinacas. Fue improvisada pero seguro que la repito muy muy pronto!

 Ingredientes:

– 150gr de arroz integral

– 1 pimiento verde

– 1 pimiento amarillo

– Espinacas

– Leche de avena

– 2 cucharaditas de maizena

– Aceite de oliva

 

Instrucciones:

Ponemos agua a hervir y cocemos el arroz durante 20 minutos.

Mientras se hace el arroz cortamos los pimientos y las espinacas a trozos pequeños y los cocemos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Si les falta aceite para terminar de cocerlos, añadimos leche de avena como sustituto para que vayan cogiendo sabor.

Añadimos el arroz a la sartén y lo mezclamos con las verduras. Añadimos leche de avena (cantidad al gusto) y dos cucharaditas de maizena y damos unas vuelas. Dejamos que el arroz absorba el líquido a fuego lento y apagamos.

El tiempo y la textura depende del gusto de cada uno. A mí me gusta cremoso pero tampoco muy líquido así que lo dejé tal y como lo veis en la fotografía.

Deja un comentario