Bol de brócoli, tempeh y garbanzos

Bol de brócoli, tempeh y garbanzos

Hay días en que no tenemos tiempo de cocinar y una comida rápida y sana es todo lo que necesitamos. Es en estos días cuando me gusta usar tempeh, seitán o cualquier sustituto de la carne que ahora venden en muchos supermercados. No es algo que me guste comer todos los días porqué prefiero comer alimentos más naturales (que no hayan pasado un largo proceso de elaboración) pero son un salvavidas que me gusta usar de vez en cuando (además me encanta el sabor y la textura del tempeh).

El tempeh es una pasta hecha a base de soja fermentada con forma de pastel aunque ahora también lo venden en diferentes formatos y a base de otras legumbres como los garbanzos por ejemplo. Es alto en proteínas vegetales y al tratarse de un alimento fermentado ayuda a regular el tránsito intestinal.

Como ya he dicho no es el alimento más natural en el sentido de que (al menos el que se encuentra en el supermercado, no el casero) ha pasado por un proceso de elaboración más largo que si cogiéramos y cocináramos nosotros la soja directamente. Es por esto que me gusta combinar el tempeh con otros ingredientes más naturales en una comida como puede ser un poco de ensalada, verdura o otras legumbres o cereales.

Los bols con un poco de todo son una de mis comidas favoritas ya que me permiten mezclar varios ingredientes que me gustan en un mismo plato. Puedes añadir tantos ingredientes y colores como quieras y las combinaciones son infinitas. En este caso me quedaban un poco de garbanzos cocidos y remolacha cocida también en la nevera así que aproveché para terminarlos y añadir un poco de brócoli, aguacate y espinacas crudas. El brócoli lo hice al vapor pero también se puede hacer salteado un poco en la sartén o en el horno para que quede crujiente.

Para cocer la remolacha basta con lavarla bien y hervirla en una olla con un poco de sal. El tiempo de cocción varía en función de si la remolacha es más o menos grande pero puede estar bien bien una hora hasta que quede bien cocida. Como tarda un poco lo mejor es cocer varias remolachas a la vez y luego guardarlas con agua en la nevera. ¡Y ojo! Hay que pelarlas antes de comer 😛

Ingredientes:

  • 1/2 brócoli
  • 85gr de tempeh
  • 100gr de garbanzos cocidos
  • 1/4 de aguacate
  • 1/2 remolacha cocida
  • Espinacas

 

Instrucciones:

Limpiamos y cortamos el brócoli en trozos pequeños y lo hacemos al vapor. Yo uso una vaporera de bambú que coloco sobre el wok con agua hirviendo y dejo que se cocine el brócoli unos 10 minutos. También se puede usar una vaporera de silicona sobre una olla hirviendo y el resultado es el mismo.

En una sartén cocinamos el tempeh a la plancha vuelta y vuelta. No necesita mucha cocción así que en un par de minutos está listo. Cortamos el tempeh a tacos.

Pelamos y cortamos la remolacha a trozos pequeños. Lavamos las espinacas y las cortamos. Pelamos y cortamos el aguacate a dados.

En un bol mezclamos los garbanzos cocidos, el brócoli al vapor, el tempeh, la remolacha, las espinacas y el aguacate. Si queremos podemos aliñar con un poco de aceite de oliva o zumo de limón para ayudar a absorber el hierro de las espinacas.

¡Y listo!

Deja un comentario