Boniato relleno de lentejas con aguacate y brócoli

Hay días en que las recetas improvisadas son las que terminan quedando mejor, y este es el caso de la receta de hoy. Hacía tiempo que quería hacer boniatos rellenos porqué los veía un montón por Instagram, Pinterest… y además me parece una receta muy de otoño. De hecho hace poco ya subí por aquí la receta de boniato relleno de trigo sarraceno y espinacas pero me apetecía hacer otra un poco más caliente para los días fríos.

Me encanta el boniato y la mayoría de las veces termino haciéndolo en el horno asado o cortado a tiras tipo fries. Asado entero tarda como una hora en hacerse pero si estoy en casa no me importa ponerlo a asar mientras hago otras cosas. Lo bueno es que no tienes que hacer nada!

Como ya sabréis la mayoría de los días como en la Universidad y me llevo el tupper preparado pero este día tenía tiempo de comer en casa y decidí dedicar un poco más de tiempo a la comida. Sin embargo, la mayoría de los ingredientes pueden dejarse preparados la noche anterior o por la mañana. El brócoli ya lo tenía hervido y el boniato podéis cocerlo también antes y guardarlo en la nevera. El aguacate sólo tenéis que chafarlo y las lentejas se hacen en 15 minutos.

Y además de estar buenísimo es un plato muy equilibrado que nos aporta proteína, carbohidratos y grasas de las buenas.

Espero que os guste 🙂

boniato-relleno-de-lentejas-con-aguacate-y-brocoli-ig

Ingredientes:

  • 1 boniato grande
  • 50gr de lentejas rojas
  • 1/2 aguacate o 1 aguacate pequeño
  • 1/2 brócoli
  • Ajo en polvo
  • Comino

Instrucciones:

Pre calentamos el horno.

Lavamos bien el boniato y lo agujereamos con un tenedor por todos los lados. Lo cocemos en el horno a 200º durante una hora – hora y media dependiendo del tamaño del boniato. Cuando esté blando por todos los costados lo sacamos.

Cocemos el brócoli en agua hirviendo durante unos 10 minutos.

Por otro lado, cocemos las lentejas en agua hirviendo durante unos 15 minutos con un poco de ajo en polvo y comino. Un truco para no tener que escurrirlas es simplemente cubrirlas de agua y así cuando la hayan absorbido toda ya estarán cocidas.

Cuando todo esté listo abrimos el boniato por la mitad y separamos la pulpa de la piel. En un bol, mezclamos la pulpa del boniato con las lentejas y ponemos la mezcla otra vez dentro del boniato.

Chafamos el aguacate y lo ponemos por encima.

Finalmente lo servimos acompañando el boinato relleno con el brócoli.

¡Listo!

Deja un comentario