Canelones veganos de verdura

Canelones veganos de verdura

Como cada año en estas fechas toca comer canelones como parte de la tradición navideña. El año pasado ya os enseñé cómo hacer canelones veganos de espinacas y champiñones y este año quise cambiar un poco y preparé estos canelones veganos de verdura.

La tradición dice en Catalunya que el día 26 de diciembre se comen canelones hechos con los restos de la comida de Navidad. El día 25 se suele comer “escudella i carn d’olla”, que es una sopa de galets a la que se añade la carne y la verdura con la que se ha hecho el caldo. Pero como yo no como carne hice mi propia versión de canelones y en serio, son los canelones más fáciles de hacer del mundo mundial. Están rellenos sólo de verdura y garbanzos y se hacen en menos de media hora. Eso sí, quedan espectaculares y parece que te hayas pasado mucho tiempo en la cocina currándote el plato 😂.

Yo tenía comida familiar el día 26 en casa de mis abuelos y preparé estos canelones veganos de verdura el mismo día por la mañana. Por suerte mi madre había cocido la carne y la verdura separadas y pude utilizar la verdura que había sobrado del día de Navidad. Cogí un poco de calabaza, zanahoria, patata y garbanzos cocidos y lo chafé y mezclé todo para rellenar los canelones pero lo bueno de estos canelones es que puedes rellenarlos de lo que tengas por casa.

La crema de arroz yo la compro en los supermercados Bonpreu pero seguro que la encontráis en otros supermercados o en tiendas de dietética. Sino también podéis sustituirla por cualquier otra crema vegetal o preparar vuestra propia bechamel vegana.

¡Espero que os guste y disfrutéis del plato!

Canelones veganos de verdura 2

Ingredientes:

  • Placas para canelones
  • Verdura hervida (calabaza, patata…)
  • Garbanzos cocidos
  • Crema de arroz

Instrucciones:

Ponemos agua a hervir en una olla y cocemos las placas para canelones durante 10-12 minutos o el tiempo que indique en el paquete.

Si no tenemos verdura hervida, pelamos y cocemos la verdura que queramos. En mi caso usé patata, calabaza y zanahoria porqué me pareció que le daba mejor consistencia pero eso ya al gusto de cada uno.

Cuando la verdura esté hecha la chafamos con los garbanzos, formando una masa bastante espesa.

Rellenamos las placas para canelones con la mezcla y enrollamos para que queden en forma de canelón.

Ponemos los canelones en un recipiente apto para horno y los cubrimos con la crema de arroz. A mí me gusta así tal cual y me lo comería hasta frío pero si os gusta más caliente podéis calentarlo en el horno y ponerle hasta queso (vegano) si queréis.

¡Y listo! Ya podemos comer nuestros canelones buenísimos y sin nada animal 🙂

Deja un comentario