Chips de col rizada – Kale

chips de col rizada - kale

Después de unos días de descanso y desconexión en el pueblo vuelvo a actualizar con una receta que hacía tiempo que quería probar pero que hasta ahora no había tenido la oportunidad de hacer. La probé por primera vez la semana pasada pero entre el trabajo y todo no había tenido tiempo para subirla en el blog.

Como veis es la receta sobre cómo hacer chips de col rizada o kale y lo más difícil de la receta es precisamente encontrar la famosa kale en el supermercado o en la frutería. Se trata de una col del mismo grupo que el brócoli, la coliflor y las coles de Bruselas y aunque es originaria del sur y el oeste de Europa yo nunca la había visto en la frutería hasta la semana pasada. Por Internet e Instagram sí que la había visto muchísimo y es que parece que en Estados Unidos es la última moda culinaria.

La col rizada, conocida como Kale en Estados Unidos (y de hecho es el nombre que llevaba el letrerito en la frutería) se ha puesto de moda debido a sus buenas propiedades y la cantidad de micronutrientes que posee. Entre sus beneficios encontramos que la kale es rica en hierro y calcio, vitamina C, A y K, es baja en calorías, alta en fibra y tiene propiedades antiinflamatorias.

recetas kale pinterest

Se puede usar en muchísimas recetas y si le echáis un vistazo a Pinterest encontraréis muchas ideas para incluirla en nuestra dieta. Igual que el brócoli o la col se puede añadir a sopas, incluirla en salteados de verdura y mezclas para hamburguesas vegetarianas o simplemente añadirla en las ensaladas. También se puede usar como base de un Green Smoothie o crema de verduras.

Estas chips de col rizada son un snack ideal para comer a media mañana o para merendar pero para mí lo mejor es comerlas acompañando otra comida. Son el complemento ideal y son tan fáciles de hacer que si la consigo más a menudo seguro que se convierten en un básico.

Espero que os guste 🙂

Ingredientes:

  • Col rizada / Kale
  • Aceite de oliva virgen extra

 

Instrucciones:

Precalentamos el horno.

Separamos las hojas de la col quitando la base y las lavamos con agua para eliminar la suciedad que puedan tener.

Quitamos el nervio de las hojas con la ayuda de un cuchillo y después cortamos las hojas a trozos pequeños de unos tres dedos de tamaño para que queden del tamaño de chips.

Ponemos las hojas en una bandeja para horno sobre una base antiadherente de silicona o papel de horno. Añadimos un poco de aceite de oliva virgen extra por encima y lo mezclamos todo con las manos para que todas las hojas queden impregnadas de un poco de aceite.

Horneamos durante unos 5 minutos a 200ª. Es importante ir mirando el horno de vez en cuando porqué enseguida se queman y si nos pasamos nos quedará todo quemado.

Apagamos el horno y listo!

Deja un comentario