Cómo ahorrar comprando comida

Uno de los mitos más extendidos es que comer sano y/o vegetariano es caro (o al menos más caro que la dieta estándar). Pero la verdad es que aunque haya alimentos que se hayan puesto de moda y sean más caros como la quínoa o las semillas de chía, una dieta sana no tiene porqué ser más cara que cualquier otra dieta. Personalmente creo que depende más de las elecciones que hagamos individualmente que del tipo de comida que comamos.

A lo largo de los años he ido aprendiendo en qué vale la pena gastar un poco más y en qué es mejor ahorrar y mi conclusión es que se puede ahorrar bastante dinero si sabes cómo hacerlo. Vivir sola y en el extranjero me ha obligado a espabilarme mucho en este tema (sobretodo cuando no entiendes las etiquetas de los productos o quieres ahorrar dinero en comida para gastar en otras cosas), así que he hecho una lista de las cosas que más me han ayudado (y me ayudan) a ahorrar dinero en el supermercado.

Espero que os sea útil 🙂

  • Planifica tus compras: Este primer punto depende de cada persona pero personalmente prefiero ir una o dos veces a la semana a comprar mucho que no ir cada día a comprar un poco. De esta manera evito perder tiempo y comprar cosas que no necesito (cuanto menos vaya al supermercado menos tentaciones)
  • Haz una lista de lo que necesitas: Hacer una lista antes de ir a comprar es el primer paso para evitar comprar todo aquello que no necesitas. Yo personalmente tengo una lista en el teléfono que voy rellenando cuando me acuerdo de algo que tengo que comprar y así cuando voy al supermercado voy directamente a lo que necesito.
  • Lleva sólo el dinero de tu presupuesto: Si tienes un presupuesto semanal o mensual y has designado una parte para la comida, asegúrate de ir al supermercado sólo con ese dinero. Ahora con las tarjetas de crédito es muy fácil comprar de más pero si te llevas sólo el efectivo seguro que no te pasas, aunque esto depende de lo estricto que seas con tu presupuesto.
  • Basa tu dieta en alimentos baratos (la mayoría): Personalmente me encantan los frutos secos, las hamburguesas vegetales o la leche de coco para hacer currys pero todo esto es bastante caro así que no son ingredientes que use en mi día a día. Por otro lado, el arroz, las legumbres, los huevos o la fruta y verdura de temporada son bastante económicos así que intento basar la mayoría de mis comidas en ellos. Si prestas atención verás que hay muchas cosas que te gustan que son bastante baratas.
  • Mira la sección de ofertas / descuentos: Depende del lugar en el que vivas los descuentos en el supermercado pueden marcar bastante la diferencia al final de tu compra. Muchas veces puedes aprovechar también cuando un producto esté rebajado para comprar varias unidades del mismo y guardarlo en la despensa.
  • Busca mercados o tiendas de proximidad: Hasta ahora he hablado principalmente del supermercado pero una de las cosas que marca más la diferencia es poder ir a comprar a un mercado o no. La fruta y verdura en los mercados es muchísimo más barata que en el supermercado y además es de mayor calidad. En Italia por ejemplo gasto muy poco comprando en el mercado pero a cambio consigo fruta y verdura para toda la semana. En Ámsterdam gastaba un poco más pero en comparación con el supermercado era mucho más barato también.
  • Evita las tiendas con tentaciones: En mi caso me refiero principalmente a las tiendas eco/bio/naturales… en los que quiero probarlo todo pero todo es también extremadamente caro. Sinceramente prefiero no entrar porqué se que si entro terminaré comprando algo que no necesito a precios desorbitados.
  • Encuentra el equilibrio: Todo esto que he dicho hasta ahora depende de la situación de cada uno. Obviamente de vez en cuando me doy el capricho de comprarme algo que me gusta aunque sea más caro pero si quiero ahorrar en comida estos pasos son los que me son más útiles. Encontrar qué te funciona y qué no solo puedes hacerlo practicando.

 

¿Tenéis algún truco más? ¿Qué hacéis vosotros/as?

Deja un comentario