Ensalada de judías mungo y trigo sarraceno

Ensalada de judías mungo y trigo sarraceno

 

¡Hola!

Hoy os traigo una receta muy sencilla que además está buenísima. Es un plato combinado de judías mungo y trigo sarraceno, alto en proteínas vegetales y muy nutritivo. Con la llegada del buen tiempo también me apetece comer cada vez más alimentos crudos y es por eso que lo he acompañado de una gran ensalada con los ingredientes que más me gustan.

La principal ventaja de esta receta es que si tienes los ingredientes preparados se hace en un momento. En mi caso tenía listas las judías – que es lo que más tarda en hacerse – y sólo tuve que cocinar el trigo sarraceno y añadir la ensalada. Cuando hagáis judías – o cualquier legumbre en general – podéis hacer dos o tres raciones de más para guardar en la nevera y así no tener que cocinar esos días que vamos mal de tiempo.

Era la primera vez que hacía judías mungo, y aunque creo que aún tengo que perfeccionar su cocción me han gustado mucho. Además tienen un montón de buenas propiedades para nuestra alimentación. La judía mungo es la legumbre con más proteínas después de la soja, es baja en grasas y contiene gran cantidad de magnesio y el hierro. Es muy común en la comida india y además son fáciles de digerir (si se cocinan bien).

El trigo sarraceno ya sabéis que es uno de mis ingredientes favoritos y como es tan fácil de cocinar siempre me gusta añadirlo con cualquier plato. Para esta receta no he calculado la cantidad exacta de trigo sarraceno, pero en caso de que os sobrara podéis guardarlo también en la nevera. Espero que os guste la receta y sobretodo que la disfrutéis mucho.

 

Ingredientes:

– 100gr de judías mungo (secas)

– Trigo sarraceno

– Lechuga

– Espinacas

– Tomates cherry

– Zanahoria

– Maíz dulce

 

Instrucciones:

Ponemos una olla con abundante agua al fuego. Limpiamos las judías mungo para eliminar la suciedad que puedan tener. Cuando hierva el agua, bajamos el fuego y añadimos las judías mungo al agua. Dejamos que se cuezan durante 30-45 minutos y vamos mirando que no se queden sin agua. Lo ideal es que queden blanditas pero sin deshacerse.

Por otro lado cocemos el trigo sarraceno. Ponemos agua a hervir y dejamos que se haga durante 10 minutos.

En un plato ponemos las judías mungo y el trigo sarraceno. Cortamos y añadimos los ingredientes para la ensalada.

¡Y listo!

Deja un comentario