Gachas de avena o oatmeal con manzana y canela

Gachas de avena con manzana y canela

Esta receta la conozco desde que me abrí la cuenta en Instagram y empecé a interesarme más por la comida sana y todo lo que se puede hacer con los ingredientes más básicos. Llevaba tiempo queriéndola probar pero me daba la sensación de que se tardaba mucho tiempo en hacerla y normalmente no tengo mucho tiempo para preparar el desayuno entre semana. Es verdad que a veces preparo tortitas para desayunar y tardo más tiempo, pero son desayunos que reservo para el fin de semana o vacaciones.

Ahora que ha empezado el otoño y las temperaturas han empezado a bajar empieza a apetecer más comer caliente. Personalmente siempre he preferido los desayunos fríos y hasta en invierno me gusta beber agua de la nevera, pero estas gachas de manzana y canela están buenísimas y se puede regular la temperatura a la que quieres comerlas.

Seguramente muchos de vosotros ya conoceréis los beneficios de la avena, uno de los cereales más completos que hay y  uno de los que más se ha popularizado en los últimos años. Este cereal nos aporta hidratos de carbono de absorción lenta, proporcionándonos energía durante más tiempo y manteniéndonos saciados, mucha fibra, calcio y hierro. Además eleva la capacidad física y mental, disminuye la presión sanguínea en hipertensos y ayuda al cerebro y al sistema nervioso.

Por otra parte, la canela se ha utilizado desde hace mucho tiempo en la medicina tradicional para tratar problemas respiratorios y para la gripe. Aunque obviamente lo mejor de la canela es su sabor y el toque final que le da a los platos dulces. Además me parece que es un ingrediente muy otoñal porqué pega muy bien con la fruta y verdura de temporada y invita a pasar tardes horneando o creando deliciosas recetas.

Ingredientes:

  • 1/3 de taza o 30gr de avena
  • 2/3 de taza o 170 ml de agua
  • 1 manzana
  • Canela
  • Leche de avena (opcional)

 

Instrucciones:

Ponemos la avena y el agua en una olla y encendemos el fuego. Cocinamos hasta que la avena haya absorbido toda el agua y si queremos añadimos un poco de leche de avena para darle un poco más de sabor. Apagamos el fuego.

Mientras se cuece la avena cortamos una manzana a taquitos.

Añadimos una cucharadita de canela y la manzana a la avena y servimos.

¡Listo! Ya tenemos un desayuno rico y saludable para empezar bien el día.

1 comentario

  1. […] que hace frío y apetece más comer cosas calientes. Las primeras gachas que me hice fueron las gachas de avena con manzana y canela y desde entonces no he dejado de experimentar con más […]

Deja un comentario