Helado de plátano y frutos rojos con proteína de chocolate

Aunque en Ámsterdam ya estemos llegando a temperaturas bajo cero a mi sigue apeteciéndome helado para desayunar de vez en cuando. Los helados naturales de plátano es un desayuno que ya descubrí hace tiempo y del que me enamoré desde el primer día.

Los helados de plátano son súper fáciles de hacer y simplemente necesitas un plátano congelado y una batidora. A partir de ahí puedes hacer las combinaciones que quieras y añadir tus ingredientes favoritos. En el blog subí la receta de un helado de melocotón buenísimo también pero debo confesar que mi favorito sigue siendo el de plátano.

Me parece la mejor manera de comer un helado dulce y bueno sin comer también todo el azúcar y grasas añadidas que llevan la mayoría de los helados en el supermercado. Se tarda literalmente un momento en hacer y se puede hacer tanto con batidora americana como con batidora manual.

En este caso le he añadido una dosis de proteína vegana de chocolate para darle otro toque de sabor e incluir también más proteína en el desayuno pero si no usáis proteínas en polvo podéis omitirla y quedará genial igual. La tostada también podéis cambiarla por copos de avena o otro cereal pero creedme cuando os digo que tostadita por encima queda buenísima.

Espero que os guste la receta 🙂

Ingredientes:

  • 1 plátano congelado
  • Frutos rojos congelados
  • 1 dosis/30gr de proteína vegana de chocolate
  • 1 rebanada de pan de molde integral
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • Bayas gogi
  • Leche vegetal

Instrucciones:

La noche antes o con 3/4 horas de antelación congelamos un plátano ya cortado a trozos y sin piel.

En una batidora, mezclamos el plátano congelado y los frutos rojos hasta conseguir una textura de helado. Si vemos que sólo con estos dos ingredientes no termina de mezclarse añadimos un poco de leche vegetal.

Una vez mezclados estos dos ingredientes añadimos la dosis de proteína vegana de chocolate y volvemos a mezclar. Añadimos leche vegetal hasta conseguir la textura que más nos guste.

Por otro lado, tostamos una rebanada de pan integral en una sartén hasta que quede crujiente por ambos lados. A continuación coramos la rebanada a trozos con las manos.

Vertemos el helado en un bol y ponemos por encima la rebanada de pan integral tostada, la cucharada de semillas de chía y las bayas gogi.

¡Listo!

Deja un comentario