Hummus de calabaza

Me encanta el hummus. Sólo, en tostadas, acompañando un plato, en pan árabe, con verduras crudas. Me encanta en todos sitios y en todas sus versiones.

En el blog ya he subido las recetas del hummus clásico, el hummus de lentejas o el hummus de espinacas entre otros. Y es que como os he dicho me gusta en todas sus versiones y me parece el untable ideal para cualquier comida ya sea el desayuno, la comida, la cena o la merienda.

En Barcelona solía hacerlo muy a menudo ya que siempre tenía por casa garbanzos cocidos. Aquí en Ámsterdam es algo que me cuesta más encontrar (garbanzos BIEN cocidos, porqué los de lata no son lo mismo) así que estoy aprendiendo a cocerlos yo misma. Es algo que me está llevando varios intentos pero esta vez creo que me han quedado bastante bien. Como siempre con las legumbres, es un tema de paciencia y tener un poco de tiempo así que aproveché un domingo que estaba en casa para hacerlos.

Las cantidades son un poco a ojo. Los 200 gramos de calabaza los pesé al sacarla del horno y quitarle la piel así que no estaba calculado. Lo importante es la mezcla de calabaza y garbanzos que me ha encantado.

Espero que os guste 🙂

Ingredientes:

  • 50 gr de garbanzos crudos
  • 200 gr de calabaza asada
  • Zumo de 1/2 limón
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Comino (opcional)

Instrucciones:

Dejamos los garbanzos en remojo la noche antes.

En una olla pequeña, cocemos los garbanzos con un poco de comino durante 2h y 45 minutos a fuego lento. El tiempo de cocción dependerá de cada cocina así que os recomiendo que los probéis antes de apagar el fuego.

Por otro lado, cortamos un trozo de calabaza y la horneamos hasta que esté tierna por todos los lados. Una vez hecha le quitamos la piel.

En un bol, trituramos la calabaza asada, los garbanzos, la cucharada de aceite de oliva y el zumo de medio limón. Añadimos un poco de agua hasta conseguir la consistencia que más nos guste.

¡Listo!

Deja un comentario