Mantequilla suave de almendras

Mantequilla suave de almendras

Por fín puedo actualizar el blog después de una semana un poco loca. A pesar de que el lunes era festivo hice prácticas y trabajé por la tarde igualmente así que la semana ha sido larga. Apenas he tenido tiempo para Instagram, el blog y demás pero espero que esta semana que empieza me deje más tiempo para mí misma y para todo esto. Seguramente haré pequeños cambios en mi vida que espero que sean para bien 🙂

En el post de hoy voy a explicar como hacer una mantequilla suave de almendras para untar con pan, acompañar los desayunos o agregar a ensaladas y platos más completos. Es facilísima de hacer y sólo se necesitan dos ingredientes: almendras y agua.

Actualmente se pueden conseguir mantequillas de frutos secos en muchos supermercados, siendo la más popular la mantequilla de cacahuete. La mayoría de estas mantequillas industriales están llenas de ingredientes adicionales que les agregan grasas saturadas, sal y conservantes que hacen más mal que bien, convirtiendo una cosa que podría ser muy beneficiosa para nuestra salud en algo más dañino. Yo nunca las he comprado porqué nunca me han llamado la atención pero últimamente me estaba entrando el gusanillo de tanto verlas por Instagram. Y más al darme cuenta lo fáciles de hacer que son.

El fruto seco que más consumo son las almendras, así que decidí probar de hacer la mantequilla con ellas. Las almendras nos aportan ácidos grasos omega 6 y 9, alcalinizan el organismo, nos aportan energía y son ricas en potasio y hierro. Además son una muy buena fuente de proteínas vegetales y ayudan a depurar el organismo.

Para hacer esta mantequilla se podrían usar sólo las almendras y quedaría con un sabor más intenso. Añadiendo agua rebajamos un poco la cremosidad pero a la vez la preparamos en menos tiempo. Si la hacemos sólo con almendras quedará igual de buena pero tendremos que tener un poco más de paciencia para que las almendras vayan soltando su aceite y se conviertan en mantequilla.

Espero que os guste esta mini receta y la preparéis pronto 😉

Ingredientes:

  • Almendras
  • Agua (opcional)

 

Instrucciones:

Ponemos las almendreas en una batidora y trituramos. Trituramos. Seguimos triturando. Y trituramos hasta que las almendras empiecen a dejar un poco de acite.

Añadimos un poco de agua y volvemos a triturar. Vamos añadiendo agua POCO A POCO hasta que quede la consistencia que nos guste.

Podemos hacerlo con la cantidad de almendras que queramos y después lo guardamos en la nevera.

¡Listo!

2 comentarios

  1. Qué idea tan genial! Qué cantidad debería usar para una dosis? por ejemplo para untar dos rebanadas de pan de molde en el desayuno? 🙂

  2. Eulàlia dice:

    Hola Ana😊
    Pues no lo se la verdad, cuando hago mantequillas de eso pongo todos los frutos secos que tengo por casa o la cantidad que encuentre en el supermercado, piensa que si hacer poca quizás te cuesta más al haber menos cantidad… Igualmente sinó prueba a poner dos puñados y si te sobra lo puedes guardar en la nevera para otro día😊 Un besiiito

Deja un comentario