Quinoa con huevo y champiñones

Quinoa con huevo y champiñones

Durante la semana muchas veces no tenemos tiempo de cocinar ni hacer platos muy elaborados así que los platos rápidos de hacer son los mejores para el día a día. Yo muchas veces dejo parte de la comida preparada por la mañana antes de salir de casa así cuando llego a la hora de comer ya tengo media comida lista. En el caso de esta receta la quínoa se puede dejar preparada incluso la noche antes y guardarla en la nevera. Si nos llevamos tupper también podemos saltear los champiñones por la noche o por la mañana y hacer el huevo justo antes de irnos también.

Lo que más me gusta de esta receta es que es muy sana y completa. La quínoa con huevo y champiñones nos aporta hidratos de carbono, proteínas y grasas de buena calidad todo en un mismo plato. La quínoa es uno de los ingredientes vegetales más altos en proteínas vegetales y además se trata de proteínas de muy buena calidad. También el huevo nos aporta proteínas y grasas buenas por lo que combinan genial.

Los champiñones con ajo en polvo es algo que me chifla. Antes casi nunca usaba ajo en polvo pero desde que lo descubrí hace casi un año lo uso para darle sabor a casi todo. Lo venden en todos los supermercados así que es facilísimo de conseguir.

Una vez todo cocinado lo mejor es mezclarlo todo. También podemos añadir alguna salsa para completarlo pero para mí está buenísimo así tal cual. Espero que os guste y la probéis pronto 🙂

Ingredientes:

  • 1/3 de taza o 68 gr de quínoa
  • 1 taza o 250 ml de agua
  • 1 huevo
  • 300gr de champiñones
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Ajo en polvo

 

Instrucciones:

Ponemos una taza o 250ml de agua a hervir en una olla pequeña.

Lavamos la quínoa con agua para eliminar las impurezas y la colamos. Cuando el agua hierva la ponemos en la olla y dejamos que se cocine hasta que haya absorbido todo el agua.

Lavamos los champiñones y los cortamos en láminas. Los salteamos en una sartén con un poco de ajo en polvo.

En una sartén pequeña ponemos un poco de aceite de oliva. Para poner lo justo para que el huevo no se pegue podemos usar un poco de papel de cocina para eliminar el exceso o usar un pincel de silicona para extender un poco de aceite por la sartén. Cuando la sartén esté caliente ponemos un huevo y bajamos el fuego para que se haga a fuego lento. Cuando la clara esté hecha apagamos el fuego y retiramos el huevo con cuidado. Si no os gusta el huevo a la plancha también podéis hacerlo pasado por agua o duro.

En un plato ponemos la quínoa, los champiñones salteados y el huevo a la plancha por encima.

¡Listo!

Deja un comentario