Quínoa con seitán y verduras

Quínoa con seitán y verduras

Últimamente apenas tengo tiempo para cocinar y preparar recetas elaboradas. Casi cada día me llevo un tupper para comer en el trabajo así que al final todos los platos terminan pareciéndose un poco. Normalmente intento dejarme preparada parte de la comida la noche antes y así no tengo que hacerlo por la mañana al levantarme y justamente eso es lo que hice con esta receta. Junté varios ingredientes que tenía por la nevera, cocí un poco de quínoa y lo mezclé todo. A la mañana siguiente sólo tuve que ponerlo en el tupper y guardármelo en el bolso.

Seguramente el toque diferente de la receta lo aporta el seitán, un sustituto de la carne hecho a base de gluten de trigo muy alto en proteínas. No soy partidaria de usar ese tipo de ingredientes cada día pero de vez en cuando me encantan y son el complemento ideal para un plato sano y equilibrado. Respecto la quínoa ya sabéis que es uno de mis ingredientes favoritos y ahora que tengo que comer tantos días fuera de casa es uno de mis comodines, preparo varias raciones el fin de semana y las guardo en la nevera para diario.

Espero que os guste y como siempre digo si no tenéis alguno de los ingredientes siempre podéis cambiarlos y reemplazarlos por los que tengáis por casa.

Ingredientes:

  • 1/4 de taza o 45gr de quínoa
  • 3/4 de taza o 180ml de agua
  • 100gr de seitán
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento verde
  • Espárragos
  • Aceite de oliva virgen extra

Instrucciones:

Ponemos el agua a hervir en una olla pequeña. Lavamos la quínoa con agua para eliminar las impurezas y la colamos. Cuando el agua hierva la ponemos en la olla y dejamos que se cocine a fuego medio hasta que haya absorbido todo el agua.

Mientras la quínoa se va haciendo preparamos las verduras. Pelamos la zanahoria, lavamos el pimiento y los espárragos con agua y lo cortamos todo juntamente con el seitán a trozos pequeños.

Engrasamos una sartén con un poco de aceite de oliva y salteamos las verduras y el seitán. Si vemos que se pegan podemos añadir un poco de agua y bajar el fuego para no tener que añadir más aceite. Cuando las verduras y el seitán estén listos añadimos la quínoa y lo mezclamos todo.

¡Listo!

Deja un comentario