Lasaña crudivegana

Lasaña crudivegana

 

¡Hola!

Hoy os traigo una lasaña diferente pero deliciosa, sin carne pero también sin lácteos ni gluten, una lasaña crudivegana.

La idea de hacerla surgió el otro día cuando mi hermana y yo nos encontrábamos bastante mal después de una comilona de campeonato donde además de comer muchísimo nos hinchamos a M&M’s y Lacasitos. Quizás algo nos sentó mal o comimos demasiado pero era algo que no nos había pasado ni en las típicas comidas familiares de Navidad donde te pasas tres días comiendo como si no hubiera mañana.

La cuestión es que decidimos que al día siguiente comeríamos algo ligero para ayudar a nuestro estómago a recuperarse del susto y entonces me acordé de esta receta que había visto hace tiempo, aunque la he adaptado un poco.

Aunque no lo parezca es muy fácil de hacer, se tarda un poco (una hora más o menos) pero yo iba parando para hacer las fotos 😀

La receta sale para tres o cuatro personas aunque si la coméis a la hora de la comida/mediodía puede que os quedéis con hambre. Se puede acompañar con legumbres, pasta o tostadas con algo untado por encima.

¡Y aquí tenéis la receta!

Ingredientes:

(para 3-4 personas)

– 3 calabacines

– EspinacasIngredientes lasaña

– Champiñones

– 1 tomate

– 1 pepino

– Zumo de 1 limón

– 1/2 aguacate

– Tomates cherry

– Semillas de lino

Instrucciones:

Pelamos los calabacines y con la ayuda de una mandolina vamos haciendo tiras muy finas. Si no tenemos mandolina podemos hacerlo también con un pelador normal o con el cuchillo, aunque quizás nos va a costar más hacer las tiras tan finas y uniformes. Cortamos también los champiñones y los tomates cherry. Lavamos las espinacas.

Para hacer la salsa de tomate mezclamos el tomate cortado a trozos, el zumo de un limón y el pepino cortado en trozos también y lo batimos con una batidora.

En un recipiente un poco hondo ponemos una capa de tiras de calabacín que cubran todo el fondo. Encima ponemos una capa de espinacas y vamos apretando para que quede compacto y luego no se desmonte al cortarla. Cubrimos las espinacas con la salsa de tomate y encima ponemos la capa de champiñones.

Es importante que vayamos apretando un poco porqué sino luego se va a desmontar todo. Repetimos el proceso y volvemos a poner todas las capas. Dependiendo del tamaño de los alimentos, de la cantidad que pongáis o el tamaño de vuestro recipiente os van a salir más o menos capas.

Al poner la última capa de calabacín ponemos encima medio aguacate chafado que lo cubra todo. Encima añadimos los tomates cherry y tiramos las semillas de lino por encima.

Si tenéis tiempo y espacio en la nevera lo mejor sería que la dejáramos un tiempo allí para que termine de compactarse, pero sino también podemos dejarla fuera hasta la hora de servir.

Para servirla tenemos que cortar bien hasta el fondo y ayudarnos con espátulas para evitar que se desmonte.

GIF Lasaña crudivegana

Espero que el gif os sirva de ayuda y la probéis pronto!

Yo no suelo comer mucha comida crudivegana (aparte de las ensaladas, la fruta y alguna cosa más) pero esta receta me ha encantado. Es fácil de hacer y encima con estos colores queda muy bonita, ideal para sorprender tanto por el gusto como por la vista.

Ya me diréis si os gusta!

¡Besos!

Deja un comentario